Archivo de la categoría: Tecnología

Review: Cubot GT99

Tal y como comentaba en el anterior post, he pedido recientemente un móvil de estos chinos, de marca “nisupu“, y como veo que hay bastante interés en él, voy a intentar hacer una pequeña review del aparato.

Sobre el papel

Cubot_FotosEl móvil, con la delantera negra y la trasera en un potente rojo, es de la marca Cubot (tienen hasta web, www.cubot.net, que otras marcas de este estilo ni eso), modelo GT99, y así por encima, sus características principales son su procesador, un MTK6589 Cortex A7 Quad Core @1.2GHz (bastante potente, con cuatro núcleos y por lo que he visto bastante habitual en móviles chinos de diferentes marcas), 1 Gb. de RAM y 4 Gb. de almacenamiento interno, con posibilidad de expansión con tarjetas MicroSD de hasta 64 Gb. Tiene un procesador gráfico PowerVR SGX544 (que no tengo ni idea  qué tal es, aunque luego comentaré algo al respecto), y una pantalla IPS de 4.5″ con una nada despreciable resolución de 1280×720, muy similar a la de un Nexus4 o un S3.

Cubot_MedidasSus dimensiones son bastante normales dentro de un móvil con su pantalla, 134mm x 68mm x 9.9mm, y un peso de 150 g, siendo algo más pesado que por ejemplo un Nexus 4, o un S3 o S4 (20-25 g. más). Como dato curioso, tiene capacidad para insertarle dos tarjetas SIM que pueden estar ambas activas a la vez para recibir llamadas. Gracias a un menú exclusivo dentro de ajustes se puede elegir qué tarjeta se usa para llamar, cuál para recibir SMS, cuál para datos, e incluso se puede asignar un color diferente a cada una y cuando te llaman sabes a cuál te están llamando gracias a ese color. Buen invento, muy bien pensado. A aquellos que lleven encima dos móviles, personal y trabajo, les puede resultar muy útil.

Por lo demás, tiene por supuesto wifi, bluetooth, GPS, acelerómetro, e incluso algo que no suele ser tan habitual en muchos móviles actuales, radio FM.

Unboxing

CubotCajaLa caja en la que viene el móvil es sencilla, completamente blanca a excepción del texto “CUBOT” impreso en la tapa, en una especie de material plateado que genera reflejos de diferentes colores según se mire, y poco más. Del tamaño justo para que dentro quepa el móvil y los accesorios que trae, muy del estilo de cualquier caja de móvil actual, ahorrando material innecesario. Por lo demás, un código de barras y una fecha, que es del día que hice el pedido, y nada más. Ni características, ni logotipo de Android, ni nada de nada.

Al levantar la tapa aparece, como suele ser habitual, el móvil envuelto en una bolsa protectora sobre un molde con su forma, y debajo de ésta todos los accesorios junto con las guías de uso. 2013-07-03_21-07-34Los accesorios son los habituales: un cargador USB de 5V y 1A de salida, un cable USB a MicroUSB para usarlo bien con el cargador o bien para conectar el móvil al ordenador, unos auriculares plasticosos bastante reguleros, una batería (bastante grandota) de 2.200 mAh (8.14Wh), dos guías rápidas (una con características del teléfono y la otra con explicaciones de primeros pasos en Android), y una carcasa de goma protectora para el móvil, que si bien es bastante fea, dado que para este teléfono no hay muchos accesorios (por no decir ninguno que yo sepa) viene bien para tenerlo protegido. Ah, la pantalla trae ya colocado un protector: al quitar el plástico que se ve en la foto del conjunto, descubrí que debajo lleva otro perfectamente colocado. Buen detalle que casi ninguna marca “importante” suele tener. Como curiosidad, el enchufe es de clavija tipo C, el que se usa en España, y una de las guías rápidas viene doblada de tal manera que el idioma que se ve por fuera es el español.

Funcionamiento

El móvil, como ya comenté en el post anterior, es para mi mujer, pero evidentemente tenía que probarlo, así que llevo dos días y medio con él, usándolo con mi tarjeta y habiéndole metido todas las apps que tengo en el Nexus 4 (que son unas 40). Además le he metido bastante caña, haciendo un uso habitual, incluso quizá algo más exhaustivo, por eso de probar todo lo que podía. Y el resultado me ha sorprendido. Mucho.

Screenshot_2013-07-03-22-36-14Antes de nada comentar que trae la versión de Android 4.2.1. Vamos, prácticamente la última si tenemos en cuenta que la 4.2.2 de momento sólo la disfrutan los dispositivos Nexus o ROMs alternativas. De hecho es una de las razones por las que me decidí a pedir el móvil. Dudo que vayan a actualizar el sistema operativo según vayan saliendo nuevas versiones de Android (como lo hagan serían mis héroes) así que tener una versión tan reciente me pareció ideal. Además no tiene ningún tipo de capa personalizada que tanto odio encima de Android. Se podría decir que es Android puro, similar al que trae cualquier Nexus, a excepción de algún menú como el de configuración de la doble SIM o el menú de cámara de fotos. Todo lo demás, sin modificar nada de nada.

Trae instaladas las apps más habituales de Google (Gmail, Maps, Earth, Google Books, Play Music…) y también alguna “extra” como un gestor de archivos, una app para realizar copias de seguridad de las aplicaciones en la SD, navegador compatible con flash (y también flash player instalado), una especie de “configurador de inicio” para configurar el uso de las dos tarjetas SIM, un gestor de tareas, una app del tiempo, un bloc de notas y creo que eso es todo. Esas apps vienen preinstaladas en el sistema, así que no se pueden desinstalar. Algunas de ellas se pueden deshabilitar, pero nada más. Nada grave, porque tampoco son especialmente intrusivas.

La fluidez del teléfono a la hora de moverse por él es muy buena. Quizá tras abrir varias apps y tenerlas en segundo plano no sea tan fluido como el Nexus4 o el HTC One, pero si lo comparamos con otros móviles de gama media o incluso alta (como el S3, que siempre muestra algo de lag) por lo menos habría un empate. Uno se puede mover por sus menús y cambiar de una app a otra sin tener que esperar prácticamente nada. El cambio entre escritorio y escritorio es rapidísimo y las aplicaciones responden a la primera. Repito: me ha sorprendido mucho. Es cierto que tiene hardware para moverlo con fluidez, pero… no esperaba que el sistema respondiese tan bien.

He usado muchas apps, pero he metido especial caña a Chrome, Falcon Pro para Twitter, Facebook, Instagram, Gmail, Whastapp, Hangouts, Any.do, DropBox, Evernote, Feedly, Maps, FouSquare, Endomondo… y todos (a excepción del Endomondo, y luego diré por qué) han respondido sin problemas. Ningún cuelgue ni “force close”.

Sí quiero comentar que aunque todas las apps que he puesto han funcionado bien, he notado que el móvil tiene más problemas para mover juegos y apps en 3D. Google Earth a veces da tirones, sobre todo si estamos muy cerca del suelo y aparecen en el mapa edificios en 3D, y por ejemplo instalé el juego Real Racing 3, que es de coches, bastante exigente, y ahí sí que se podía notar que la fluidez no era como la del Nexus4 o la Nexus7 que es donde suelo jugar con él. Se podía jugar, sí, pero los frames por segundo eran bastante bajos. Otros juegos que instalé (Angry Birds, Bad Piggies…) no parecieron dar problema alguno, aunque justo los abri, probé, y volví a cerrar.

Como detalle importante, os comento que al ser un procesador habitual en bastantes móviles, ya hay un método para rootear el teléfono. De hecho yo ya lo hice, en no más de 7 minutos (lo que tardé en instalar unos drivers y ejecutar un archivo “.bat”), y ni siquiera se pierde nada de lo instalado. No hay todavía ningún “recovery” disponible para el teléfono, pero por lo menos se pueden instalar apps que requieran ser root.

Conexiones

2013-07-04_16-37-33Como ya he comentado al principio, el móvil tiene dual SIM, y el uso de las dos tarjetas en el sistema está muy bien integrado. Tiene dos ranuras de tamaño estándar (nada de MicroSIM ni NanoSIM), permitiéndonos tener dos números de teléfono activos a la vez, y su funcionamiento dentro del sistema es muy sencillo. Al arrancar el móvil nos pide los dos pins, primero de una, y luego de la otra. Después, en el menú de conexiones hay un apartado para administrar las dos tarjetas el cual nos permite poner un nombre y un color a cada una que nos ayudará a identificar cuál estamos usando en cada momento. Por ejemplo, en la barra de tareas nos aparecerán dos indicadores de cobertura, uno por cada SIM (tal y como se ve en la captura adjunta), pudiendo saber de un vistazo cuál es cuál gracias a su color, e incluso saber cuál es la que está usando datos gracias a las indicaciones de “G”, “3G” o “H” que aparece junto a uno de ellos (en la captura no aparece nada porque está conectado por wifi).

2013-07-04 16.36.13

Cuando nos llaman o llamamos también sale un recuadro debajo del número que estamos marcando con el color y el nombre de la SIM que estamos usando para realizar la llamada. Y también cuando alguien nos llama. Todo muy sencillo de usar, y muy intuitivo. Por cierto, la cobertura me ha parecido muy buena. Me he estado fijando en la de Yoigo, que es el número que uso habitualmente, y más o menos tenía la misma que suelo tener con el Nexus4.

En cuanto a la conexión WiFi, funciona también sin ningún problema. No he tenido cortes, ni problemas a la hora de conectarme a ninguna red habitual, ni nada raro. Y la intensidad de la señal parece que llega con fuerza (o por lo menos, igual que en el N4 que es el que tengo de referencia).

El bluetooth también me ha funcionado sin problemas. Lo he conectado al manos libres del coche y al del casco de la moto, y el sonido en llamadas es muy bueno. De hecho he probado también la reproducción de música a través del bluetooth, y se escucha perfectamente, nada de saltos como me ha pasado con otros teléfonos (con el HTC Desire o el Samsung S2 me solía pasar).

El GPS. Aquí es donde encontramos el único “pero” que le puedo poner al teléfono tras dos días de uso intensivo. Hoy me he ido a andar en bici, y he activado el GPS para usar el Endomondo. Seis o siete minutos después de salir todavía no había pillado satélites, así que me he parado, he bajado una app del Google Play llamada “GPS Fix” que suele solucionar el tema, y en 3 minutos estaba posicionado. Perfecto. He seguido ruta, y en un momento que me he parado, he mirado y… según el GPS había hecho en 20 minutos, 106 kilómetros a una media de 640 km/h. Toooma ya. He probado otro par de veces, y nada, parece que se le va la olla. Es cierto que te posiciona, y si abría Google Maps me decía exactamente dónde estaba, pero parece que con el movimiento no se lleva bien. Tengo que hacer más pruebas, pero… de momento no he conseguido un funcionamiento correcto. Algún pero tenía que tener el chinomovil

ACTUALIZACIÓN: Por lo que he podido averiguar, el problema no es del GPS en sí. De hecho como ya he comentado con Google Maps funciona bien. El problema debe ser de entendimiento entre el GPS del teléfono y algunas APPs como Endomondo, Runtastic, Sports Tracker, que no marcan bien distancias. Otras como Google Navigator, Runkeeper, TomTom o Sigyc, parece que funcionan sin problema. Y además, OJO, esto no es propio de éste móvil, sino de todos los que usan el mismo procesador, el MTK6589. Avisados estáis ;-)

Aparte de todas las conexiones habituales, también tiene Radio FM con una app propia para sintonizar emisoras. Funciona perfectamente, y de hecho incluso consigue un sonido muy limpio.

Materiales y pantalla

El diseño del teléfono está dentro del formato habitual de los dispostivos actuales. Esquinas redondeadas, frontal negro y trasera de plástico de color rojo metalizado. He visto que ahora también andan vendiéndolo con la trasera blanca o negra.

2013-07-04_17-25-09

Tiene unas dimensiones que lo hacen muy cómodo a la hora de sujetarlo con una mano, y el peso (150g.) no es nada excesivo para dispositivos de este estilo (chinos), que suelen pesar por encima de la media. En la parte izquierda está el botón de volumen, y en la parte superior, centrado, el de encendido y apagado, el cual me habría gustado más que estuviese en un lateral, donde sería mucho más cómodo para presionar cuando estamos usando el móvil con una mano. En la parte superior encontramos el conector jack para auriculares, y también el MicroUSB para carga o conexión con un ordenador. Creo que siempre he tenido teléfonos con el conector de carga por la parte inferior, por lo que se me hace raro usarlo mientras carga con el cable saliendo por arriba…

El altavoz está por la parte trasera, abajo, y la calidad de sonido es “aceptable”. Tiene un buen volumen aunque su calidad no sea precisamente HiFi. El objetivo de la cámara, centrado en la parte trasera, sobresale un milímetro de ésta, por lo que al apoyar el teléfono en cualquier sitio se queda apoyado sobre él. Incluso con la funda de goma que trae es el punto sobre el que apoya, así que imagino que con el tiempo el plástico se rozará en esa zona. Junto a la cámara hay un LED doble con una potencia más que aceptable.

En cuanto a los botones de navegación, cuenta con tres, integrados en la pantalla, y que son, por orden de izquierda a derecha: menú, home y back.

2013-07-04_17-07-37

Estos botones están iluminados por debajo del cristal, y tienen la pega de que esa luz se apaga después de un rato bastante corto, por lo que no recuerdas muy bien dónde está cada uno. En mi caso el Nexus4 tiene el botón “back” en el lado izquierdo y el Cubot en el derecho, así que por costumbre no hago más que pulsar el botón de menú cuando quiero ir hacia atrás. Ah, el botón home, si lo mantenemos pulsado, hace las funciones de multitarea, mostrando todas las apps que están corriendo en segundo plano.

La pantalla es de 4.5″, con tecnología IPS, y tiene un ángulo de visión muy bueno. La resolución es de 1280×720, y dispone de generoso brillo lo que permite que se vea bien incluso en condiciones de mucha luz. Los tonos están muy logrados, sin que haya notado una excesiva saturación ni tonos raros. Comparado con la pantalla del Nexus4, los tonos son algo más cálidos, pero lo dicho, está muy bien calibrada y da unos colores muy naturales. Creo que es una de las cosas que más me ha sorprendido del móvil. Reproduciendo el mismo vídeo de YouTube en HD en el Cubot y el Nexus4, me da la impresión de que se ve más nítido en el Cubot. Y eso dice mucho. Por cierto, lo que sí he notado es que configurando el brillo en automático, tiene siempre más fuerza que el Nexus. Quizá incluso demasiada en momentos en los que el entorno es oscuro…

Cámara

2013-07-04 18.53.42La cámara del móvil, aunque no es como para tirar cohetes, tampoco está nada mal y cumple su cometido. En las especificaciones dice que tiene una cámara trasera de 12 Mpix. y una frontal de 5. En realidad mirando a fondo por su web he podido ver que el sensor es de 8 Mpix. (3264×2448 pix) pero interpola (escala) las fotos hasta hacerlas de 12 (4096×3072 pix). Respecto a la frontal ni idea, pero imagino que será algo parecido, y es tan mala como suelen ser casi todas las frontales.

2013-07-04 21.23.06En cuanto a opciones, ya he comentado anteriormente que el sistema operativo es Android prácticamente puro, a excepción de un par de cosillas, y el menú de cámara es una de esas excepciones. Tiene bastantes más opciones que el habitual de Android 4.2.1 y la verdad es que no está nada mal. De hecho me gusta mucho más que el básico de Android. Voy por partes.

En configuración podemos indicar si queremos que guarde la ubicación de la foto, jugar con la exposición (desde -3 hasta +3 puntos), aplicar efectos (sepia, B&N, negativo, etc.), modos de escena (auto, nocturno, atardecer, fiesta, retrato, paisaje, y muchos más), el balance de blancos, antiparpadeo (para cuando sacamos fotos a pantallas de tv o monitores), e incluso propiedades de las fotos (nitidez, matiz, saturación, brillo, contraste…). 2013-07-04 13.24.17También podemos activar una especie de “estabilizador” (que yo no he conseguido notar que haga nada), detección de caras, temporizador, disparo continuo (con dos opciones, 40 o 99 fotos ¡¡del tirón!!), tamaño de las fotos, formato (4:3 o 16:9, aunque en realidad el segundo lo único que hace es recortar la foto por arriba y por abajo), ISO, efectos de vídeo (tiene efectos para agrandar los ojos, hacerlos pequeños, boca pequeña, cabeza alargada… todo en tiempo real), y calidad de vídeo (hasta 1080p). Como podéis ver, muchas configuraciones para ser una cámara de móvil.

Y aparte de las configuraciones, luego están los modos de disparo, que también son de bastantes tipos. 2013-07-02 19.40.24Estandar (foto normal), bracketing (saca 3 fotos, cada una con una exposición diferente, y te permite elegir cuáles de las tres guardar), detección de sonrisas (que sólo saca la foto cuando alguien que está enfocado sonríe), escena automática (que cambia entre las opciones que he comentado antes de nocturno, atardecer, etc.), panorámica (que permite hacerla tanto en vertical como horizontal), panorámica “en movimiento” (que es un formato que no había visto en mi vida en el cual une varias fotos, pero al mostrarla parece un vídeo alargado, difícil de explicar), mejora facial (que es un modo muy curioso porque suaviza la piel quitando arrugas… ¡¡y agranda los ojos!!), y por último HDR (el cual por cierto guarda dos fotos, la normal, y la HDR). Ah, también hay otro modo que está indicado con una estrella… pero que no he conseguido saber qué hace. En cuanto al flash… no he probado mucho porque no me suele gustar usarlo, pero parece que incluso a corta distancia que es donde otros móviles suelen quemar las fotos, mide bastante bien (como por ejemplo, la foto del mando que está más abajo).

2013-07-04 21.34.32En cuando a los vídeos, no he hecho muchas pruebas porque entre otras cosas es algo que no suelo usar, pero tampoco están nada mal. Tiene autofocus continuo mientras graba (o incluso se puede forzar para que enfoque en una zona concreta pulsando sobre la pantalla) y se puede hacer zoom con el típico gesto acercando o alejando dos dedos. Eso sí, tienen una pega, y es que se elija el formato que se elija, el móvil al empezar a grabar hace una especie de zoom, y el campo de visión es mucho menor que el de las fotos normales. Y por lo que he visto, no se puede evitar. Vamos, que si queremos grabar en interiores es una puñeta porque no nos cabe nada en cuadro.

En resumen se podría decir que el menú de cámara tiene más opciones que muchas cámaras compactas del mercado. Y la calidad… pues… a mí no me ha parecido nada mala teniendo en cuenta, como siempre, el precio del aparato. En general las fotos con buena luz muestran buen colorido y salen muy naturales, aunque cuando la luz escasea es muy fácil que salgan movidas y con más ruido. Si se observan al 100% se puede ver que la nitidez no es la mejor, pero si el uso que se les va a dar es compartirlas en redes sociales o enviar por whatsapp (que es lo que hace el 80-90% de la gente), cumplen de sobra. Todas las fotos que he puesto en este apartado de “cámara” están sacadas con el móvil y podéis verlas a tamaño real si pincháis sobre ellas, para que podáis opinar vosotros mismos.

2013-07-04 21.37.40 2013-07-02 22.13.58 2013-07-02 19.43.38 2013-07-04 13.25.18

Batería

2013-07-04_20-58-04La batería que trae el móvil es de 2.200 mAh (8.14 Wh) y parece que cumple bien su cometido. Es de tamaño generoso y ocupa como se puede ver en la foto buena parte del móvil. Seguramente sea la culpable de que el móvil tenga ese ligero sobrepeso comparándolo con otros teléfonos de similares dimensiones.

Ayer estuve todo el día dándole caña al móvil, y terminó (con un 4% de batería) tras unas 15h de funcionamiento, de las cuales 5 fueron de pantalla encendida (lo apagué un par de veces para probar SIMs y perdí el tiempo total exacto). Es una MUY buena autonomía, teniendo en cuenta que era el primer ciclo de carga (y después suelen mejorar) y que además hablé varias veces y me estuve moviendo bastante por lo que el móvil tuvo que buscar celdas de forma casi continua.

Hoy también he estado todo el día con él, y ha llegado a las 14 horas con algo más de 5h de pantalla. Vamos, muy similar al día anterior, y eso que hoy he estado escuchando música a través del casco de la moto vía bluetooth unos 20 minutos, y además habré estado usando el GPS con el Endomondo unos 40 minutos (con sus paranoias como he comentado antes, eso sí). 2013-07-05 00.04.40Ah, además hoy he tenido puestas dos SIM de forma continua, ambas buscando red, y además de diferentes operadores (Yoigo y Vodafone) y no parece que haya afectado nada a la duración.

En resumen, la batería es otro de los factores junto a la pantalla que más me ha sorprendido. En este tipo de aparatos siempre hay algo que baja la calidad, y me esperaba que, teniendo en cuenta que la pantalla no era, fuese la duración de la batería, pero tampoco. Aguanta el día sin problemas con un uso intensivo. A ver, que un día me sigue pareciendo una mieeeeerda, pero es lo que hay incluso en teléfonos de 700€. y el que le de un uso más “normal” fijo que aguanta dos días sin problemas.

Resumiendo

Tal y como decía en el post anterior del blog… los chinos nos invaden. Si son capaces de hacer móviles como éste, y al precio al que lo venden, Samsung, HTC, Motorola y hasta Apple pueden echarse a temblar. Que sí, que trabajan en condiciones infrahumanas y blablabla, pero… ¿dónde creéis que se hace el 90% de los componentes de las marcas “famosas”? Pues en la fábrica del al lado. Y en las mismas condiciones. Pero luego venden los móviles a un precio mucho más elevado.

Creo que la mejor forma de terminar la review es diciendo que en los dos días y medio que he estado con el móvil, y dándole caña como le suelo dar habitualmente (que es mucha), sólo he echado de menos el Nexus4… en el momento “ida de olla” del GPS. Y decir eso ya me parece mucho. Que sí, que la fluidez no es la misma, ni los materiales (bueno, la pantalla… ahí no sabría qué decir) ni tiene garantía en la que puedas confiar, ni un servicio técnico, ni dudo que haya actualizaciones (aunque en su web ya han sacado alguna actualización para otros modelos, así que a saber), pero… a ver… es que estamos hablando de que el móvil me ha costado menos de 120€ con gastos incluídos. Y a mí el Nexus4 ya me parece que tiene un buen precio con sus 300 y pico, así que éste… qué os voy a contar.

Quizá los que sean “power users” acaben echando de menos la velocidad del rayo que te proporciona un Nexus, un S4 o un HTC One. Tampoco está hecho para esos que tienen su móvil como un complemento de moda más (que hay muchos) porque decir “tengo un Cubot” no es nada chic, pero para el que busque un teléfono que sea útil, con una calidad que, sinceramente, está por encima de la media de teléfonos más caros, y que le salga barato, considero que puede ser una opción más que interesante.

Android y la amenaza china.

No, no es que China amenace a Android con algún sistema operativo alternativo, sino todo lo contrario: se están sirviendo de él para entrar poco a poco en el mercado europeo de telefonía. Y parece que la estrategia les está funcionando.

El mercado

Android Chino

Hay marcas como Huawei o ZTE que ya empiezan a comercializar sus dispositivos en Europa, aunque otras marcas (Oppo, Xiaomi, Cubot) hay que buscarlas en los típicos bazares digitales de Internet tipo DealExtreme, PandaWill, AliExpress, etc. Su precio no tiene competencia frente a lo que tenemos por aquí, aunque hay que valorar si por su precio, aunque bajo, merece la pena esperar lo que pueden tardar en llegar (semanas), que corramos el riesgo de que nos lo paren en la aduana y haya que pagar aranceles (subiría el precio alrededor del 30%), y sobre todo, la inexistencia de garantía. Bueno, garantía algunos sí tienen, pero entre que lo envías a china, lo reparan y te lo devuelven, han podido pasar meses y encima pagando unos gastos de envío que no suelen ser nada baratos.

Android

¿Y qué papel juega Android en todo esto? Pues muy sencillo: es de código abierto y cualquier fabricante puede implantarlo en sus dispositivos. Los teléfonos chinos no son un invento de ahora, llevan años vendiéndose por Internet, pero la diferencia es que antes vendían (por poner el ejemplo más habitual) clones del iPhone que funcionaban con un clon de iOS… pero que no era iOS, lo que hacía que no se pudiese aprovechar la tienda de aplicaciones oficial de Apple y hubiese que tirar de sus propios “markets”, donde la oferta no era igual. Y eso hacía que la experiencia de uso fuese muy diferente al compararlo con uno original.

Screenshot_2013-07-03-19-20-04

Ahora pueden coger Android, el sistema entero, tal cual, original, actualizado, y adaptarlo a sus teléfonos. Y ahí ya no podemos decir que haya copia, sino un dispositivo con un sistema operativo que funciona igual en China, Europa, Estados Unidos o la Luna. Y encima tienen disponible la tienda de aplicaciones oficial, el Google Play, por lo que el funcionamiento es similar a cualquier otro móvil con Android comprado aquí. Es cierto que muchos siguen buscando la imitación en cuanto al diseño exterior de los teléfonos (burdas copias del S3, S4, HTC One…) pero también están empezando a diseñar sus propios productos. Y ahí es donde pueden hacer daño porque ningún fabricante puede ir contra ellos con la excusa del plagio.

Últimamente he oído a gente de mi entorno, totalmente ajenos al mundo geek, y por lo tanto desconocedores de este mundillo digital chino (no como los que llevamos años enganchados a DealExtreme comprando todo tipo de tonterías) decirme cosas del tipo “pues en la empresa donde trabajo muchos compañeros están pidiendo móviles chinos y les van bien/mal/regular”. Y sí, indagando un poco más es cuando he visto que mucha gente ha descubierto ahora estas webs y están haciendo pedidos conjuntos, pero no de gadgets absurdos como hemos hecho muchos, sino móviles. Eso sí, por lo general casi todo se dedican a buscar “S3 o S4 chinos“. Vamos, clones. ¿Y por qué? Pues… porque el marketing hace mucho, Samsung ha conseguido que sus móviles ya tengan un nombre conocido al igual que Apple con su iPhone, y la gente prefiere decir “tengo un S3 chino” (lo de “chino” lo dicen siempre con la boca pequeña), que decir “tengo un Xiaomi que no lo conoce ni el tato”. Lo dicho, cosas del marketing, que nos hace querer tener un modelo concreto (aunque sea imitación y malo, pero sale en la tele) en vez de un dispositivo que funcione bien. Y hay a quien le ha salido bien, y a quien le ha salido mal. Cosas de no mirar especificaciones sino sólo el exterior.

Probando suerte

Y el caso es que todo esto viene porque hace un mes a mi mujer le empezó a dar fallos su móvil, un HTC Desire S (que anteriormente fue mío) y me dijo “búscame algo barato, que no me apetece dejarme la pasta en un teléfono”. En principio pensé en el Nexus 4, que yo estoy encantado con él y es, siendo libre, el dispositivo con mejor relación calidad/precio que se puede conseguir por aquí, pero a ella los 300€ que cuesta le seguían pareciendo demasiado (como a muchos que no dan importancia al móvil más allá de poder usarlo para llamar, el whatsapp y sacar cuatro fotos) así que me puse a investigar un poco más… y descubrí que el mercado chino es INMENSO. Yo pensaba que todo lo que vendían eran copias, pero si te metes en cualquiera de las webs que he comentado antes y buscas “Android” puedes descubrir que hay mínimo 30-40 dispositivos diferentes en cada una, de diferentes tamaños y calidades, con una oferta más amplia que en cualquier tienda de nuestros queridos operadores telefónicos locales.

CubotCajaTotal… que tras mucho mirar webs, leer foros y reviews (en chino la mayoría, bendito traductor de Google) y ver vídeos de YouTube donde muestran cómo funcionan algunos de estos móviles, me lancé a pedir uno. Un Cubot GT99 (marca famosa donde las haya). Y me decidí por él porque sobre el papel era un dispositivo potente, muy similar en características a cualquier gama alta del mercado europeo (sí, he dicho gama ALTA) y además había una “happy hour” en una web (PandaWill) y me salía a un precio muy competitivo. De hecho he descubierto que los clones de los Samsung, por ejemplo, como se están vendiendo muy bien, son más caros y con peores características. Cosas de la oferta y la demanda, que los chinos no son ajenos al tema y saben dónde pueden subir precios. Y tras esperar 3 semanas largas, el móvil por fin llegó ayer. Y resulta que por los 120€ que costó, envío incluído, me parece un maquinón. Y es que hasta no probarlo no me acababa de fiar por muy prometedoras que fuesen sus especificaciones. Pero los detalles los dejo para el siguiente post, en el que voy a intentar hacer una pequeña review del teléfono…

Por cierto, un apunte: en el blog “Pasión Geek” se han dedicado a comprar y probar varios de estos dispositivos chinos, aunque eso sí, la mayoría rondando los 300€ (y yo por ese precio creo que me quedaría con un Nexus4 con sus actualizaciones oficiales y su garantía). Han hecho varias reviews y algún podcast debatiendo sobre el tema. Si tenéis curiosidad sobre el tema os recomiendo que os paséis por allí, que ellos son bastante más profesionales que yo y se lo han currado bastante.

EN MOTO POR EL PUERTO LIZARRUSTI

Llevaba ya tiempo sin subir ningún post (falta de ganas, principalmente), pero hoy buscando unos vídeos he encontrado éste que siempre me ha gustado, y como va de motos y está hecho con tecnología, pues tenía que ponerlo aquí.

Es un Timelapse (o StopMotion, nunca me queda claro al 100%) formado a partir de un montón de fotos sacadas con la GoPro colocada en el lateral de la moto. Si no recuerdo mal en este caso configuré la cámara para que hiciese una foto cada medio segundo, y luego ajusté la velocidad en el procesado del vídeo.

El lugar, el Puerto de Lizarrusti, en el Parque Natural de Aralar, entre Beasain y Arbizu, atravesando la frontera entre Eukadi y Navarra. Un sitio precioso e ideal para las dos ruedas con o sin motor.

Está grabado desde mi Honda CBF600S, y el que va delante durante un buen rato es mi amigo Óscar en su Honda CB600F Hornet.

Ah, recomendable verlo a máxima calidad!!

REFLEXIONANDO SOBRE LA PRESENTACIÓN DEL SAMSUNG S4

El nuevo S4: hardware

Todavía tenemos reciente la esperpéntica y teatral presentación del nuevo Samsung Galaxy S4 en el Radio City Music Hall de Nueva York. Una presentación digamos… “diferente” a lo que estamos acostumbrados. Hay que reconocer el esfuerzo de Samsung por innovar y ofrecernos algo nuevo a la hora de presentar un producto, pero vistas las opiniones por muchos foros y blogs, no estoy seguro de que diesen en el clavo con ese espectáculo teatral “humorístico” en el que, por lo menos yo, muchas veces pasé vergüenza ajena.

En fin, dejando de lado sus formas, la presentación dejó fríos a muchos de los que la siguieron por las “pocas” Novedades_01novedades presentadas en el nuevo buque insignia de Samsung, su flamante S4. Es cierto que novedades hubo, pero podríamos decir que pocas habrían hecho a una persona normal levantarse de su asiento y aplaudir. Y especifico lo de “normal” porque en estas presentaciones la gente aplaude enfervorecida a la mínima novedad que se presenta.

Si tomamos como base el S3, el Galaxy S4 tiene una pantalla mayor dentro de un teléfono de dimensiones similares (5″ frente a las 4,8 de su predecesor), aparte de tener una mayor resolución (1080×1920 frente a 720×1280). También tiene mejor cámara (13 Mpx. frente a 8), más memoria RAM (2Gb., doblando el giga del S3). Vamos, sin seguir detallando todas sus características, a nivel de hardware supera en todo a su predecesor. Aunque es cierto que en la presentación no hicieron excesivo hincapié en estas características técnicas (que al fin y al cabo eran las esperadas por cualquiera que siga las novedades en telefonía), sino más bien en sus novedades a nivel de software.

El software

Como decía, fue en las novedades del software del S4 en lo que más profundizaron en su presentación. Novedades, ojo NO relativas a Android, sino a la capa “TouchWiz” que Samsung coloca sobre Android y gracias a la cual añade nuevas opciones que el sistema operativo de Google no trae de serie. Dato curioso que en toda la presentación no se nombrase ni una sola vez Android ni Google. No sería raro, visto lo visto, que de aquí a un tiempo Samsung se atreviese a dar los pasos en solitario en el mundo de la telefonía móvil. Difícil, pero no imposible para un gigante como Samsung.

Nuevas características las presentadas que, sinceramente, a mí (opinión totalmente personal) me parecieron bastante flojas en su mayoría. De hecho creo que muchas están más pensadas para “vender el teléfono” que para ser usadas. Un claro ejemplo de que las compañías empiezan a ver el potencial que tiene un buen marketing, y que tantas y tantas veces ha usado Apple en sus presentaciones. No hay más que ver lo espectacular que pareció Siri en su presentación, y lo poco (por no decir nada) que lo usa la gente. En este caso apostaría mi móvil a que de las supuestas novedades presentadas con el S4, pocas sobreviven al paso del tiempo.

Novedades_02Haciendo un repaso muy por encima, podríamos hablar de su “Dual cámera”, que permite sacar una foto con la cámara trasera y usar a su vez la delantera para insertarnos a nosotros mismos en un marco dentro de la foto principal. Super útil (ejem). También tiene la posibilidad de grabar un pequeño audio que podemos asociar a la foto que estamos sacando, para así “tener un recuerdo sonoro del momento”. Esta característica la vi por primera vez en una cámara de fotos Fuji que tuve hará unos 10-11 años. No la usé nunca. De hecho no sé ni si mis actuales cámaras lo tienen. Personalmente, o saco una foto, o hago un vídeo. Pero foto con audio… como que no.

Control visual y gestual gracias a “Smart Pause” y “Smart Scroll”. El primero permite pausar un vídeo que estés visualizando en la pantalla del móvil si dejas de mirar ésta. “Para no perderte nada”, dijeron. No niego que pueda tener alguna utilidad, pero… sinceramente, no se me ocurren muchas ocasiones en las que haya pensado “qué pena que el móvil no pare la reproducción cuando dejo de mirarlo, eso sería la leche”. La segunda característica permite hacer scroll simplemente inclinando el dispositivo hacia delante o hacia atrás. Me gustaría saber cómo funcionaría esto probándolo en una de mis abstractas formas de leer el móvil en la cama en posturas imposibles. O yendo en un transporte público lleno de gente en el que hay un frenazo y acelerón cada 2 minutos. Se nota que no me hace especial ilusión ninguna de las dos novedades, verdad?

Novedades_03Otra novedad curiosa: el “Group Play”. Gracias a esta característica se pueden compartir contenidos (habrá que ver de qué manera, porque no explicaron mucho) usando la tecnología NFC en grupos de varios móviles. En el ejemplo que mostraron varias personas hacían sonar a la vez la misma canción en sus móviles. No pude evitar pensar en esos adolescentes que van en el autobús, metro, etc. con su reggaeton a tope en su móvil. Perfecto, ahora tendrán la posibilidad de atronarnos en grupo.

Más: “Air View”, y “Air Gesture”. Gracias a esta tecnología podemos realizar acciones sin tocar la pantalla, simplemente acercando nuestra mano a ella. Por ejemplo, pasar fotos sin tocar con el dedo, simplemente haciendo con la mano un gesto “de pasar página” delante de la pantalla. Creo que entendería la utilidad si al tocar la pantalla diese calambre y de esta manera pudiésemos evitar ese mal rato, pero hoy por hoy, no le encuentro la gracia. Sí se lo encuentro a otros sistemas similares como el Kinect de la Xbox, ya que estamos lejos de la pantalla y nos evita coger un mando para realizar esas acciones, pero… en un móvil, que tenemos en la mano… ¿tanto cuesta tocar la pantalla?. Eso sí, el que acostumbre a ver fotos o leer libros en su móvil mientras come con las manos lo agradecerá, que evitará muchas manchas. Otra aplicación que sí veo más útil es la de usar nuestro dedo como puntero, moviéndolo a cierta distancia de la pantalla. Es decir, de ésta manera podríamos situarnos encima de areas como menús desplegables, etc. y no pulsarlos hasta que no tocamos la pantalla. Con un buen desarollo de la utilidad y el software que lo use, podría ser interesante. Por cierto, comentaron que la pantalla del S4 es sensible incluso utilizando guantes “normales”. Entiendo que los guantes de moto no entrarán en esa categoría.

Novedades_04Otra aplicación a la que dieron bastante importancia fue “S Translator”, que nos permite llevar un traductor encima que realice traducciones no sólo de texto escrito, sino también hablado, pudiendo decirle algo al móvil y que éste lo reproduzca en otro idioma. Tampoco es que sea una novedad dado que hay aplicaciones similares en Google Play o en iTunes, pero el principal avance parece estar en que se puede usar offline, algo muy interesante dado que cuando estamos de viaje en el extranjero las “asequibles” tarifas de datos en roaming nos suelen convertir en esclavos de las redes wifi.

Y por último, y saltándome algunas menos importantes, comentar otras aplicaciones como “WatchOn”, que permita usar el sensor infrarrojo del teléfono convirtiendo a éste en un mando a distancia (el complemento perfecto para los que quieran volver loco al camarero cambiando los canales de TV en cualquier bar), “S Health” que convierte nuestro móvil en un podómetro para registrar nuestros paseos o carreras (puede resultar útil a los que usan el móvil para registrar su actividad física), y “Samsung Knox”, algo que sí me ha gustado dado que consiste en poder llevar un sólo teléfono en el cual tener separada la actividad personal de la profesional utilizando perfiles, los cuales permiten activar o desactivar aplicaciones, ocultar fotografías y documentos de un perfil al otro, etc. Un claro guiño a usuarios que llevan encima dos teléfonos “por no juntar todo en uno”.

Por cierto, habrá que esperar hasta ver qué pasa realmente, pero Samsung ha comentado que algunas de estas novedades estarán disponibles vía actualización en sus Galaxy S3.

¿Estamos estancados?

Después de hacer un repaso a las diferentes novedades, es la primera pregunta que nos viene a la cabeza. El iPhone 5 defraudó hasta a los más aférrimos defensores de la empresa de la manzana por la falta de novedades importantes. El S4 tampoco es que haya levantado pasiones tras su presentación. Evidentemente cada vez tenemos mejores pantallas, procesadores más rápidos, más memoria RAM, aplicaciones que nos hacen un poco más sencillo el uso de nuestro teléfono, pero da la sensación de que después de unos años locos de novedad tras novedad la telefonía móvil ha llegado tan alto que ahora cuesta mucho subir más.

De hecho últimamente me da la sensación de que los fabricantes tiran más de marketing que de novedades reales. Presentaciones pomposas, filtraciones interesadas para que se vaya creando expectación antes de la presentación oficial, pero a la hora de la verdad, tenemos pantallas con una resolución superior a lo que el ojo humano es capaz de distinguir (sinceramente, llevar en un móvil de 5 pulgadas resolución FullHD me parece extremadamente exagerado), un software lleno de aplicaciones con las que dejar asombrado a los amigos pero que en el día a día usas más bien poco… y lo principal: una BATERÍA DE MIERDA.

Nos han acostumbrado muy mal estos años con tantas novedades en presentaciones, ya sea de Android, iPhone, Windows Mobile, etc. que ahora parece que pedimos más y más en cada una de ellas. Y a lo mejor no hace falta tanta innovación, sino asentar bien los sistemas actuales que ya son de por si bastante potentes.

¿Y las baterías?

Señores fabricantes, ya sabemos que el mercado de las baterías y los cargadores da dinero, pero dejen de meter tonterías en sus móviles y mejoren de una vez la duración de sus baterías. Las tiendas de aplicaciones de Android, iOS, WindowsNovedades_05 Phone e incluso BlackBerry están REPLETAS de apps que nos permiten realizar casi de todo. Realmente no hace falta que nos intenten vender su teléfono mostrándonos su software que en muchos casos copia aplicaciones existentes, pero por desgracia seguimos necesitando un enchufe cerca, o nuestro móvil se muere en cuanto usamos las maravillosas aplicaciones que trae instaladas.

Ojo, que toda esta reflexión no se centra en el S4. Teléfonos como el nuevo Sony Xperia Z, modelo que puede aguantar un chapuzón inesperado, o el HTC One (One a secas, que hay One X, One V, etc) han sido gratas sorpresas del último Mobile World Congress. Teléfonos muy bien fabricados, con un aspecto espectacular, con pantallas dignas de la mejor TV del mercado, con buenas cámaras en general, un corazón que mueve lo que le pidas gracias a ingentes cantidades de memoria y microprocesadores dignos de ordenadores de sobremesa, pero todos, TODOS pecan en lo mismo: la duración de su batería.

Me gustaría saber cuánta gente estaría dispuesta a tener un teléfono con una pantalla más sencilla (pienso por ejemplo en 4″ con resolución máxima HD, nada de FullHD), y unas dimensiones algo superiores en grosor que permitan albergar en su interior una batería de mayor capacidad. Estoy seguro de que MUCHOS preferirían un teléfono así. Y yo el primero.

TECNOLOGÍA NFC, LA GRAN DESCONOCIDA

Leo en webs especializadas que en esta edición del World Mobile Congress de Barcelona muchos fabricantes y colaboradores han puesto empeño en potenciar la tecnología NFC, NFC_logoy sobre todo en su versión como medio de pago electrónico. Sin embargo mucha gente (la mayoría) no sabe ni qué es, e incluso muchos que tienen un teléfono con NFC ni lo usan, ni saben muy bien para qué sirve. Y es que es normal: hasta que Apple no lo incorpore a su iPhone y haga anuncios en los que dé a entender que es un inventazo del copón por su parte, seguirá siendo algo desconocido. Y hay que tener en cuenta que actualmente ya hay en el mercado más de 60 dispositivos con chip NFC (la mayoría Android, aunque también con Windows Phone, Blackberry, Symbian, Bada OS…).

Qué es

En este blog no tengo ninguna intención der ser técnico, así que pondré directamente lo que dice la wikipedia sobre el NFC:

Near field communication (NFC) es una tecnología de comunicación inalámbrica, de corto alcance y alta frecuencia que permite el intercambio de datos entre dispositivos. Los estándares de NFC cubren protocolos de comunicación y formatos de intercambio de datos, y están basados en ISO 14443 (RFID, radio-frequency identification) y FeliCa.1 Los estándares incluyen ISO/IEC 180922 y los definidos por el NFC Forum, fundado en 2004 por Nokia, Philips y Sony, y que hoy suma más de 160 miembros.

Por si alguno se ha perdido con tanto tecnicismo, lo explico con mis propias palabras: el NFC es un nuevo tipo de comunicación inalámbrica entre diferentes dispositivos que permite el intercambio de información simplemente acercando un dispositivo al otro. Cada dispositivo con NFC tiene un campo magnético de corto alcance, y para interactuar con otro, sus campos tienen que coincidir, por eso hay que tener ambos dispositivos prácticamente pegados uno junto al otro. ¿Ahora sí, verdad?

Usos

Según tengo entendido el principal uso para el que fue diseñada esta tecnología era para realizar pagos, aunque de momento sigue estando bastante verde el tema. La idea sería usar nuestro móvil como “monedero” y que a la hora de pagar sólo tengamos que acercarlo a un lector en la caja y que ésta nos pase el cobro. Así de sencillo. Se podría proteger la operación con una contraseña que introduciríamos en nuestro propio móvil, de modo que sería una forma de pago muy similar a la que realizamos con tarjetas de crédito, pero directamente con el móvil.

Compartir archivos. Samsung ha realizado una campaña publicitaria en televisión enseñando cómo dos personas se pasan una foto simplemente pegando el culo de un móvil al culo de otro. NFC_sbeamLos juntas, uno toca la foto en su pantalla, y la foto “viaja” al otro teléfono. Así de simple. Y efectivamente es simple, pero por las pruebas que he podido realizar, no es precisamente tan rápido como puede parecer en sus anuncios si intercambiamos fotos de cierto tamaño (ni compatible al 100% si los teléfonos no son del mismo fabricante). De todas formas, es un gran uso al que seguro que cualquiera puede sacar provecho en algún momento.

Otro uso: emparejar dispositivos. Muchas veces emparejar un móvil con un manos libres o cualquier otro periférico puede ser toda una odisea. Con la tecnología NFC es tan sencillo como acercar uno al otro, y listo.

Como tarjeta personal de identificación. Vamos, que con esta texcnología podríamos llevar en el móvil nuestro DNI, carnet de conducir… y cualquier lector podría servir para identificarnos. Un uso que personalmente veo más bien lejano, aunque sería una bomba.

Para cargar información en nuestro móvil. Últimamente empiezan a verse por muchas partes y de forma habitual los “códigos QR”. Es decir, esa especie de códigos de barras de forma cuadrada que aparecen en anuncios de prensa, en carteles publicitarios, en oficinas de información turística o comercios y que si fotografiamos con una aplicación específica nos lleva a una web, o nos da una dirección, un teléfono, etc. Pues bien, con un teléfono que disponga de la tecnología NFC se podría hacer lo mismo, pero en vez de tener que sacar una foto a un código, lo haríamos acercándolo a una etiqueta que enviaría al móvil la información que sea. Sencillo y cómodo. De hecho con esta opción podríamos incluso tener una tarjeta de visita con un chip NFC integrado (que ya empiezan a aparecer), de tal manera que cualquiera al acercar su teléfono a la tarjeta podría cargar todos nuestros datos personales directamente en su agenda de teléfonos.

Y por último, la opción en la que más me voy a extender porque es la que más uso: la configuración de opciones gracias a etiquetas NFC.

Etiquetas NFC

De todas las opciones que tiene esta tecnología, aparte de la de compartir archivos, la más extendida entre los que usan el NFC es la de usar etiquetas para realizar diferentes acciones en nuestro teléfono. Así que me extiendo un poco más con el tema, para entender sus utilidades.

NFC_tagsLas etiquetas NFC más habituales suelen venir con forma de pegatina o llavero, y guardan dentro un chip NFC. Este chip puede ser editado (desde el propio móvil, con multitud de apps gratuitas) de tal manera que podemos grabar en él ciertas funciones que queremos que nuestro móvil realice cuando lo pasamos cerca. ¿Y qué funciones podemos indicar de esta manera? Muchas, y algunas muy útiles. Desde abrir una página web hasta realizar una llamada telefónica directamente, pasando por enviar un SMS, sacar una foto, ejecutar una APP en el móvil, o activar y desactivar funciones.

Por poner un ejemplo: NFC_apppasando el móvil sobre una etiqueta NFC bien configurada que podemos tener pegada junto a la cama podríamos hacer, de golpe, que el móvil se ponga en silencio, desactive el wifi, el bluetooth, desactive datos, disminuya el brillo de la pantalla, y active la alarma. Todo eso, simplemente pasando el móvil cerca. Útil, no? De hecho, esa etiqueta haría que cualquier móvil que acerquemos a ella realice todas esas funciones. Incluso podemos configurarla para que al volver a pasar el móvil por ella haga todo lo contrario, activando todo lo que antes había desactivado, volviendo a activar el volumen, etc. ¿A que ya os va gustando más?.

Otro ejemplo práctico, uno que uso yo: tanto al entrar como al salir de casa, paso el móvil por una etiqueta que realiza las funciones que aparecen en la captura de pantalla que hay junto a este párrafo: invierte wifi y datos móviles (en casa siempre tengo desactivado el 3G y activo el Wifi, y en la calle al revés), me pone el tono del móvil al máximo, por si acaso lo he desactivado en algún momento, y apaga bluetooh y gps, que por lo general no los uso (sólo en casos puntuales) y así me aseguro de no gastar batería a lo tonto.

Un último detalle

Creo que con estos ejemplos se habrá entendido perfectamente las posibilidades que nos dan estas etiquetas para configurar nuestro móvil y que realice multitud de acciones. Aunque falta ver un último detalle que a mí personalmente me ha resultado muy útil.

A la hora de usar etiquetas las hay de dos tipos: unas editables, en las cuales podemos indicar qué acciones realizar cuando pasas un móvil cerca, y otras que no son editables. Un ejemplo de las que no son editables son las tarjetas transporte de bastantes ciudades españolas. Tienen un chip NFC interno, pero éste sólo se puede editar en máquinas especiales de recarga. Pues bien, en Android existen ciertas APPs que te permiten utilizar también esas etiquetas, pese a no poder grabar nada en ellas. ¿Y cómo lo hacen? Pues guardando en el propio móvil las funciones que queremos que éste realice cuando lo pasamos cerca de una de ellas. Es decir, en este caso no es la etiqueta la que ordena al móvil qué hacer, sino que es la propia APP la que, dependiendo de qué etiqueta acerquemos (cada una tiene un ID único), ordena al teléfono realizar ciertas funciones. De esta manera podemos usar una tarjeta NFC cualquiera para lo que queramos.

En mi caso, siempre que salgo de casa cojo la cartera, y como dentro está la tarjeta de transporte urbano, sólo tengo que pasar el móvil por ella y listo: wifi, bluetooth, gps, volumen… todo configurado a mi gusto. Y más cómodo imposible.

Por cierto, la APP que uso yo para esto es “AnyTAG NFC Launcher”

EL TAMAÑO… IMPORTA?

Las “miniaturas”

Tamaño_8210

Nokia 8210

Aún recuerdo uno de mis primeros móviles de “gama alta”. Un Nokia 8210 que por aquel entonces me parecía precioso (qué coño, incluso ahora me lo sigue pareciendo). En su época (hablamos del año 2001) era un señor teléfono ansiado por los pocos geeks que empezaban a enredar en el mundillo de la telefonía móvil: pequeñísimo, muy fino, con una buena batería que te aguantaba una semana (bueno, dependiendo de lo mucho que se jugase al Snake), con unas teclas muy bien definidas y cómodas pese a su reducido tamaño, vibración (no todos tenían), infrarrojos, y, al loro, una pantalla monocromo de tono verdoso con nada más y nada menos que ¡¡cinco líneas de texto!!. Y todo eso en un móvil que no llegaba a los 80 gramos. Ah, y carcasa frontal intercambiable, para que no te aburrieses de tener siempre el mismo color. Sorprendente. Me tenía enamorado.

Tamaño_8310

Nokia 8310

Al poco tiempo apareció su sucesor: el 8310. Un 8210 vitaminado, y pasado por un taller de tunning. Con un tamaño similar, incluso ligeramente inferior, disponía tanto de carcasa delantera como posterior intercambiables, teclado retroiluminado que parpadeaba en las llamadas, y multitud de colores para combinar, a cada cual más hortera. Además incluía WAP gracias a su conexión GPRS, aunque dados los precios de conexión de datos de aquella época, pocos eran los que lo usaban. Aparte de todo eso, la pantalla seguía siendo monocromo, de 5 líneas, pero esta vez era de un color blanco azulado, que le daba un aspecto mucho más moderno. De hecho antes de salir, recuerdo que en los foros más especializados en móviles había locos que cambiaban los leds de la placa del 8210 para ponérselos azules. Nokia parece que entendió qué pedía la gente, así que el 8310 vino con esos colores de fábrica. También caí y el móvil pasó por mis manos, aunque reconozco que con menos emoción que el 8210.

Total… que estoy hablando del año 2001, 2002… pero ya estamos en el 2013. Doce años “de nada” separan aquellos Nokia, reyes indiscutibles del mercado, de los teléfonos actuales. Mucho ha cambiado el panorama, sobre todo para Nokia, que ha visto cómo caían en picado sus ventas por falta de innovación hasta niveles alarmantes, aunque parece que ahora gracias a Windows Mobile puede volver a resurgir con fuerza.

La actualidad

Y hablando del 2013, tenemos actualmente en Barcelona una de las ferias de telefonía móvil más importante del mundo, el “Mobile World Congress 2013”. Tamaño_MWCComo cada año hay bastante expectación por ver qué se presenta, qué se desecha, qué nos traerán los próximos meses, y cual es la idea de comunicaciones personales móviles que tienen los fabricantes actuales. Este año además hay bastante interés en ver si los nuevos sistemas operativos para móviles como Ubuntu, Firefox OS, Windows Mobile o incluso Blackberry 10 son capaces de golpear un mercado que parece estar monopolizado por iOS y Android. Y cómo no, también por pegarse luchando por sacar el móvil más rápido, con mejor pantalla, más memoria, más… todo.

Tamaño_N4_8210

Nexus4 vs. Nokia 8210

De hecho habrá tantas novedades que todo eso lo dejo para los blogs especializados. Yo voy a volver al tema que más parece estar dando que hablar, y es el tema del tamaño. Volviendo a mi querido 8210, si lo comparo con mi teléfono actual, el Nexus4, parecen David y Goliat. De hecho TODO el Nokia entra dentro de la propia pantalla del Nexus. Pero con sólo ver la foto se puede apreciar el camino que han ido recorriendo los móviles en los últimos años. Un camino que nos lleva a pantallas ENORMES, que por supuesto son perfectas para ver fotos, leer webs, redes sociales, etc. No me imagino yo consultando Facebook en el 8210, la verdad.

Bien, el caso es que a mí el Nexus4 ya me parece excesivamente grande. Mi anterior móvil, un Samsung S2 estaba rozando el límite del tamaño aceptable, y en mi opinión, el Nexus lo rebasa. Es cierto que cada vez son más finos (menos mal) pero el tamaño sigue creciendo y por muy finos que consigan hacerlos cada vez los notas más en el bolsillo. Y estamos hablando del Nexus4, que podríamos hablar del tanque de los móviles, el Samsung Note2. Un teléfono que ya genera risas en el entorno de los que lo usan. Cuando lo sacan del bolsillo (de la cazadora tiene que ser, porque en algunos pantalones ya casi ni entra) ves cómo los que están cerca lo miran preguntándose si eso que suena es realmente un móvil, y cuando su dueño se lo lleva a la oreja, entonces ya las sonrisas se convierten en caras de asombro poco disimulado. Y el caso es que la mayoría de los que conozco que tienen uno están encantados, y dicen que te acostumbras rápido al tamaño. Y tendré que creérmelo (tampoco me costó adaptarme al S2 y me parecía enorme) pero no puedo evitar pensar que con el Note 2 se ha superado el límite de un tamaño razonable para un dispositivo “móvil”.

El ¿futuro?

Tamaño_Note8

Foto: Android Central

Pues bien, si no era suficiente con el Note2, Samsung se ha tirado aún más a la piscina, y en este WMC2013 ha dado el siguiente paso presentando el Samsung Note8. Sí, 8, que no es sólo el nombre del teléfono, sino también las pulgadas que tiene su pantalla. Y recordemos que el Note2 tiene “sólo” una pantalla de 5,5″. Vamos, que en definitiva lo que han presentado es una tablet, pero con teléfono. Cualquier que haya tenido en la mano una tablet de 7-8 pulgadas se hace perfectamente a la idea del tamaño. Y como dispositivo no estará mal, sin duda. El Note2 ya es todo un maquinón, así que no tengo ninguna duda de que el 8 será bestial. Yo tengo una Nexus7 y la uso mucho más de lo que esperaba, pero… una cosa es usar una tablet como tablet, y otra muy diferente colocártela en la oreja. Y es que ahí es donde puede venir el cachondeo. No hace falta más que ver la foto que acompaña a éste párrafo y pensar qué ocurriría si estás en un bar y la persona de al lado se pone a hablar con su Note8. ¿Aguantaríais la risa? A mí me costaría. Ya me cuesta hacerlo cuando veo a alguien sacar fotos con un iPad, así que en este caso me veo dándome la vuelta para intentar disimular lo mejor posible la carcajada.

En fin… igual es que todavía me falta costumbre o yoquesé, pero no me hago a la idea de ir por la calle con una plancha en la oreja. – “¡Eh, pero que lo han hecho extrafino!” – Me da igual. Un folio también es finísimo y no me veo con uno en la oreja. Además, entiendo que cada día se usan más las tablet, y de hecho se está viendo que el tamaño entre 7 y 8 pulgadas tiene mucha aceptación (las 10″ se están quedando relegadas al uso doméstico) pero una cosa es una cosa, y otra cosa es otra. También sería muy útil llevar encima un portátil con función de teléfono, y por muy pequeño que sea un MacBook Air no me veo poniéndomelo en la oreja, así de claro. Sé que mucha gente se tirará al Note8 por poder llevar encima un sólo dispositivo con todo lo que eso conlleva (yo acabo harto de cargar móvil por un lado, tablet por otro, y tener sincronizadas ciertas cosas como apps, fotos y demás). Pero si yo me comprase uno, sin duda alguna iría acompañado de un buen manos libres, ya sea de cable o bluetooth para poder hablar manteniendo el “Phablet” (acrónimo de phone y tablet) en en bolsillo. O en el bolso, mejor dicho.