Archivo del sitio

TECNOLOGÍA NFC, LA GRAN DESCONOCIDA

Leo en webs especializadas que en esta edición del World Mobile Congress de Barcelona muchos fabricantes y colaboradores han puesto empeño en potenciar la tecnología NFC, NFC_logoy sobre todo en su versión como medio de pago electrónico. Sin embargo mucha gente (la mayoría) no sabe ni qué es, e incluso muchos que tienen un teléfono con NFC ni lo usan, ni saben muy bien para qué sirve. Y es que es normal: hasta que Apple no lo incorpore a su iPhone y haga anuncios en los que dé a entender que es un inventazo del copón por su parte, seguirá siendo algo desconocido. Y hay que tener en cuenta que actualmente ya hay en el mercado más de 60 dispositivos con chip NFC (la mayoría Android, aunque también con Windows Phone, Blackberry, Symbian, Bada OS…).

Qué es

En este blog no tengo ninguna intención der ser técnico, así que pondré directamente lo que dice la wikipedia sobre el NFC:

Near field communication (NFC) es una tecnología de comunicación inalámbrica, de corto alcance y alta frecuencia que permite el intercambio de datos entre dispositivos. Los estándares de NFC cubren protocolos de comunicación y formatos de intercambio de datos, y están basados en ISO 14443 (RFID, radio-frequency identification) y FeliCa.1 Los estándares incluyen ISO/IEC 180922 y los definidos por el NFC Forum, fundado en 2004 por Nokia, Philips y Sony, y que hoy suma más de 160 miembros.

Por si alguno se ha perdido con tanto tecnicismo, lo explico con mis propias palabras: el NFC es un nuevo tipo de comunicación inalámbrica entre diferentes dispositivos que permite el intercambio de información simplemente acercando un dispositivo al otro. Cada dispositivo con NFC tiene un campo magnético de corto alcance, y para interactuar con otro, sus campos tienen que coincidir, por eso hay que tener ambos dispositivos prácticamente pegados uno junto al otro. ¿Ahora sí, verdad?

Usos

Según tengo entendido el principal uso para el que fue diseñada esta tecnología era para realizar pagos, aunque de momento sigue estando bastante verde el tema. La idea sería usar nuestro móvil como “monedero” y que a la hora de pagar sólo tengamos que acercarlo a un lector en la caja y que ésta nos pase el cobro. Así de sencillo. Se podría proteger la operación con una contraseña que introduciríamos en nuestro propio móvil, de modo que sería una forma de pago muy similar a la que realizamos con tarjetas de crédito, pero directamente con el móvil.

Compartir archivos. Samsung ha realizado una campaña publicitaria en televisión enseñando cómo dos personas se pasan una foto simplemente pegando el culo de un móvil al culo de otro. NFC_sbeamLos juntas, uno toca la foto en su pantalla, y la foto “viaja” al otro teléfono. Así de simple. Y efectivamente es simple, pero por las pruebas que he podido realizar, no es precisamente tan rápido como puede parecer en sus anuncios si intercambiamos fotos de cierto tamaño (ni compatible al 100% si los teléfonos no son del mismo fabricante). De todas formas, es un gran uso al que seguro que cualquiera puede sacar provecho en algún momento.

Otro uso: emparejar dispositivos. Muchas veces emparejar un móvil con un manos libres o cualquier otro periférico puede ser toda una odisea. Con la tecnología NFC es tan sencillo como acercar uno al otro, y listo.

Como tarjeta personal de identificación. Vamos, que con esta texcnología podríamos llevar en el móvil nuestro DNI, carnet de conducir… y cualquier lector podría servir para identificarnos. Un uso que personalmente veo más bien lejano, aunque sería una bomba.

Para cargar información en nuestro móvil. Últimamente empiezan a verse por muchas partes y de forma habitual los “códigos QR”. Es decir, esa especie de códigos de barras de forma cuadrada que aparecen en anuncios de prensa, en carteles publicitarios, en oficinas de información turística o comercios y que si fotografiamos con una aplicación específica nos lleva a una web, o nos da una dirección, un teléfono, etc. Pues bien, con un teléfono que disponga de la tecnología NFC se podría hacer lo mismo, pero en vez de tener que sacar una foto a un código, lo haríamos acercándolo a una etiqueta que enviaría al móvil la información que sea. Sencillo y cómodo. De hecho con esta opción podríamos incluso tener una tarjeta de visita con un chip NFC integrado (que ya empiezan a aparecer), de tal manera que cualquiera al acercar su teléfono a la tarjeta podría cargar todos nuestros datos personales directamente en su agenda de teléfonos.

Y por último, la opción en la que más me voy a extender porque es la que más uso: la configuración de opciones gracias a etiquetas NFC.

Etiquetas NFC

De todas las opciones que tiene esta tecnología, aparte de la de compartir archivos, la más extendida entre los que usan el NFC es la de usar etiquetas para realizar diferentes acciones en nuestro teléfono. Así que me extiendo un poco más con el tema, para entender sus utilidades.

NFC_tagsLas etiquetas NFC más habituales suelen venir con forma de pegatina o llavero, y guardan dentro un chip NFC. Este chip puede ser editado (desde el propio móvil, con multitud de apps gratuitas) de tal manera que podemos grabar en él ciertas funciones que queremos que nuestro móvil realice cuando lo pasamos cerca. ¿Y qué funciones podemos indicar de esta manera? Muchas, y algunas muy útiles. Desde abrir una página web hasta realizar una llamada telefónica directamente, pasando por enviar un SMS, sacar una foto, ejecutar una APP en el móvil, o activar y desactivar funciones.

Por poner un ejemplo: NFC_apppasando el móvil sobre una etiqueta NFC bien configurada que podemos tener pegada junto a la cama podríamos hacer, de golpe, que el móvil se ponga en silencio, desactive el wifi, el bluetooth, desactive datos, disminuya el brillo de la pantalla, y active la alarma. Todo eso, simplemente pasando el móvil cerca. Útil, no? De hecho, esa etiqueta haría que cualquier móvil que acerquemos a ella realice todas esas funciones. Incluso podemos configurarla para que al volver a pasar el móvil por ella haga todo lo contrario, activando todo lo que antes había desactivado, volviendo a activar el volumen, etc. ¿A que ya os va gustando más?.

Otro ejemplo práctico, uno que uso yo: tanto al entrar como al salir de casa, paso el móvil por una etiqueta que realiza las funciones que aparecen en la captura de pantalla que hay junto a este párrafo: invierte wifi y datos móviles (en casa siempre tengo desactivado el 3G y activo el Wifi, y en la calle al revés), me pone el tono del móvil al máximo, por si acaso lo he desactivado en algún momento, y apaga bluetooh y gps, que por lo general no los uso (sólo en casos puntuales) y así me aseguro de no gastar batería a lo tonto.

Un último detalle

Creo que con estos ejemplos se habrá entendido perfectamente las posibilidades que nos dan estas etiquetas para configurar nuestro móvil y que realice multitud de acciones. Aunque falta ver un último detalle que a mí personalmente me ha resultado muy útil.

A la hora de usar etiquetas las hay de dos tipos: unas editables, en las cuales podemos indicar qué acciones realizar cuando pasas un móvil cerca, y otras que no son editables. Un ejemplo de las que no son editables son las tarjetas transporte de bastantes ciudades españolas. Tienen un chip NFC interno, pero éste sólo se puede editar en máquinas especiales de recarga. Pues bien, en Android existen ciertas APPs que te permiten utilizar también esas etiquetas, pese a no poder grabar nada en ellas. ¿Y cómo lo hacen? Pues guardando en el propio móvil las funciones que queremos que éste realice cuando lo pasamos cerca de una de ellas. Es decir, en este caso no es la etiqueta la que ordena al móvil qué hacer, sino que es la propia APP la que, dependiendo de qué etiqueta acerquemos (cada una tiene un ID único), ordena al teléfono realizar ciertas funciones. De esta manera podemos usar una tarjeta NFC cualquiera para lo que queramos.

En mi caso, siempre que salgo de casa cojo la cartera, y como dentro está la tarjeta de transporte urbano, sólo tengo que pasar el móvil por ella y listo: wifi, bluetooth, gps, volumen… todo configurado a mi gusto. Y más cómodo imposible.

Por cierto, la APP que uso yo para esto es “AnyTAG NFC Launcher”