Archivo del sitio

EL TAMAÑO… IMPORTA?

Las “miniaturas”

Tamaño_8210

Nokia 8210

Aún recuerdo uno de mis primeros móviles de “gama alta”. Un Nokia 8210 que por aquel entonces me parecía precioso (qué coño, incluso ahora me lo sigue pareciendo). En su época (hablamos del año 2001) era un señor teléfono ansiado por los pocos geeks que empezaban a enredar en el mundillo de la telefonía móvil: pequeñísimo, muy fino, con una buena batería que te aguantaba una semana (bueno, dependiendo de lo mucho que se jugase al Snake), con unas teclas muy bien definidas y cómodas pese a su reducido tamaño, vibración (no todos tenían), infrarrojos, y, al loro, una pantalla monocromo de tono verdoso con nada más y nada menos que ¡¡cinco líneas de texto!!. Y todo eso en un móvil que no llegaba a los 80 gramos. Ah, y carcasa frontal intercambiable, para que no te aburrieses de tener siempre el mismo color. Sorprendente. Me tenía enamorado.

Tamaño_8310

Nokia 8310

Al poco tiempo apareció su sucesor: el 8310. Un 8210 vitaminado, y pasado por un taller de tunning. Con un tamaño similar, incluso ligeramente inferior, disponía tanto de carcasa delantera como posterior intercambiables, teclado retroiluminado que parpadeaba en las llamadas, y multitud de colores para combinar, a cada cual más hortera. Además incluía WAP gracias a su conexión GPRS, aunque dados los precios de conexión de datos de aquella época, pocos eran los que lo usaban. Aparte de todo eso, la pantalla seguía siendo monocromo, de 5 líneas, pero esta vez era de un color blanco azulado, que le daba un aspecto mucho más moderno. De hecho antes de salir, recuerdo que en los foros más especializados en móviles había locos que cambiaban los leds de la placa del 8210 para ponérselos azules. Nokia parece que entendió qué pedía la gente, así que el 8310 vino con esos colores de fábrica. También caí y el móvil pasó por mis manos, aunque reconozco que con menos emoción que el 8210.

Total… que estoy hablando del año 2001, 2002… pero ya estamos en el 2013. Doce años “de nada” separan aquellos Nokia, reyes indiscutibles del mercado, de los teléfonos actuales. Mucho ha cambiado el panorama, sobre todo para Nokia, que ha visto cómo caían en picado sus ventas por falta de innovación hasta niveles alarmantes, aunque parece que ahora gracias a Windows Mobile puede volver a resurgir con fuerza.

La actualidad

Y hablando del 2013, tenemos actualmente en Barcelona una de las ferias de telefonía móvil más importante del mundo, el “Mobile World Congress 2013”. Tamaño_MWCComo cada año hay bastante expectación por ver qué se presenta, qué se desecha, qué nos traerán los próximos meses, y cual es la idea de comunicaciones personales móviles que tienen los fabricantes actuales. Este año además hay bastante interés en ver si los nuevos sistemas operativos para móviles como Ubuntu, Firefox OS, Windows Mobile o incluso Blackberry 10 son capaces de golpear un mercado que parece estar monopolizado por iOS y Android. Y cómo no, también por pegarse luchando por sacar el móvil más rápido, con mejor pantalla, más memoria, más… todo.

Tamaño_N4_8210

Nexus4 vs. Nokia 8210

De hecho habrá tantas novedades que todo eso lo dejo para los blogs especializados. Yo voy a volver al tema que más parece estar dando que hablar, y es el tema del tamaño. Volviendo a mi querido 8210, si lo comparo con mi teléfono actual, el Nexus4, parecen David y Goliat. De hecho TODO el Nokia entra dentro de la propia pantalla del Nexus. Pero con sólo ver la foto se puede apreciar el camino que han ido recorriendo los móviles en los últimos años. Un camino que nos lleva a pantallas ENORMES, que por supuesto son perfectas para ver fotos, leer webs, redes sociales, etc. No me imagino yo consultando Facebook en el 8210, la verdad.

Bien, el caso es que a mí el Nexus4 ya me parece excesivamente grande. Mi anterior móvil, un Samsung S2 estaba rozando el límite del tamaño aceptable, y en mi opinión, el Nexus lo rebasa. Es cierto que cada vez son más finos (menos mal) pero el tamaño sigue creciendo y por muy finos que consigan hacerlos cada vez los notas más en el bolsillo. Y estamos hablando del Nexus4, que podríamos hablar del tanque de los móviles, el Samsung Note2. Un teléfono que ya genera risas en el entorno de los que lo usan. Cuando lo sacan del bolsillo (de la cazadora tiene que ser, porque en algunos pantalones ya casi ni entra) ves cómo los que están cerca lo miran preguntándose si eso que suena es realmente un móvil, y cuando su dueño se lo lleva a la oreja, entonces ya las sonrisas se convierten en caras de asombro poco disimulado. Y el caso es que la mayoría de los que conozco que tienen uno están encantados, y dicen que te acostumbras rápido al tamaño. Y tendré que creérmelo (tampoco me costó adaptarme al S2 y me parecía enorme) pero no puedo evitar pensar que con el Note 2 se ha superado el límite de un tamaño razonable para un dispositivo “móvil”.

El ¿futuro?

Tamaño_Note8

Foto: Android Central

Pues bien, si no era suficiente con el Note2, Samsung se ha tirado aún más a la piscina, y en este WMC2013 ha dado el siguiente paso presentando el Samsung Note8. Sí, 8, que no es sólo el nombre del teléfono, sino también las pulgadas que tiene su pantalla. Y recordemos que el Note2 tiene “sólo” una pantalla de 5,5″. Vamos, que en definitiva lo que han presentado es una tablet, pero con teléfono. Cualquier que haya tenido en la mano una tablet de 7-8 pulgadas se hace perfectamente a la idea del tamaño. Y como dispositivo no estará mal, sin duda. El Note2 ya es todo un maquinón, así que no tengo ninguna duda de que el 8 será bestial. Yo tengo una Nexus7 y la uso mucho más de lo que esperaba, pero… una cosa es usar una tablet como tablet, y otra muy diferente colocártela en la oreja. Y es que ahí es donde puede venir el cachondeo. No hace falta más que ver la foto que acompaña a éste párrafo y pensar qué ocurriría si estás en un bar y la persona de al lado se pone a hablar con su Note8. ¿Aguantaríais la risa? A mí me costaría. Ya me cuesta hacerlo cuando veo a alguien sacar fotos con un iPad, así que en este caso me veo dándome la vuelta para intentar disimular lo mejor posible la carcajada.

En fin… igual es que todavía me falta costumbre o yoquesé, pero no me hago a la idea de ir por la calle con una plancha en la oreja. – “¡Eh, pero que lo han hecho extrafino!” – Me da igual. Un folio también es finísimo y no me veo con uno en la oreja. Además, entiendo que cada día se usan más las tablet, y de hecho se está viendo que el tamaño entre 7 y 8 pulgadas tiene mucha aceptación (las 10″ se están quedando relegadas al uso doméstico) pero una cosa es una cosa, y otra cosa es otra. También sería muy útil llevar encima un portátil con función de teléfono, y por muy pequeño que sea un MacBook Air no me veo poniéndomelo en la oreja, así de claro. Sé que mucha gente se tirará al Note8 por poder llevar encima un sólo dispositivo con todo lo que eso conlleva (yo acabo harto de cargar móvil por un lado, tablet por otro, y tener sincronizadas ciertas cosas como apps, fotos y demás). Pero si yo me comprase uno, sin duda alguna iría acompañado de un buen manos libres, ya sea de cable o bluetooth para poder hablar manteniendo el “Phablet” (acrónimo de phone y tablet) en en bolsillo. O en el bolso, mejor dicho.

Anuncios